Qué es el Pfoa y cómo nos afecta

Qué es el Pfoa y cómo nos afecta 1

En un mundo donde la tecnología y la ciencia avanzan a pasos agigantados, a menudo nos encontramos rodeados de maravillas modernas que hacen nuestra vida más fácil, pero que también traen consigo desafíos y preguntas sobre su impacto en nuestra salud y el medio ambiente. Uno de estos desafíos invisibles es el ácido perfluorooctanoico, más conocido por sus siglas PFOA o C8.

Este compuesto químico, omnipresente en numerosos productos de uso diario, desde sartenes antiadherentes hasta ropa impermeable, ha suscitado un creciente interés y preocupación.

Pero, ¿qué sabemos realmente sobre el PFOA? ¿Cuál es su origen, y por qué es motivo de alarma para científicos y reguladores alrededor del mundo? A través de este artículo, desvelaremos el misterio que rodea al PFOA, explorando su historia, usos, y los esfuerzos para comprender y mitigar su impacto en nuestro planeta y nuestra salud.

¿Qué es el PFOA?

El ácido perfluorooctanoico, conocido como PFOA y cuya fórmula química es C8HF15O2, es un compuesto de la familia de las sustancias per- y polifluoroalquiladas (PFAS). Este compuesto destaca por su resistencia a altas temperaturas, su capacidad para repeler aceites y agua, y su estabilidad química. Estas propiedades lo han hecho invaluable en numerosas aplicaciones industriales y comerciales.

Utilizado mundialmente como surfactante industrial en procesos químicos y en la fabricación de varios productos, incluyendo los fluoropolímeros como el Teflón, ha suscitado preocupación debido a su persistencia en el medio ambiente y potenciales efectos negativos en la salud, llevando a la reducción de su uso y producción..

Es conocido por su capacidad para reducir la tensión superficial del agua más eficazmente que los surfactantes hidrocarbonados y por su estabilidad excepcional. El PFOA ha sido empleado en diversas aplicaciones industriales, incluyendo productos de carpetas, textiles, y en la polimerización en emulsión de fluoropolímeros.

Su persistencia ambiental y los potenciales efectos en la salud han llevado a una revisión regulatoria y a la eliminación gradual de su fabricación.

La historia del PFOA

La historia del PFOA comienza en la década de 1940 cuando 3M comenzó su producción. Rápidamente se convirtió en un componente esencial para fabricar productos resistentes a manchas, agua y grasa, incluidos tejidos y utensilios de cocina antiadherentes.

Históricamente, el PFOA se ha utilizado en la fabricación de teflón y otros materiales antiadherentes, textiles y tejidos resistentes a las manchas, en espumas contra incendios, y en productos de limpieza, entre otros. Su rol como surfactante en la polimerización de emulsiones de fluoropolímeros ha sido fundamental para desarrollar materiales con propiedades especiales, como alta resistencia química y térmica, así como materiales utilizados en la electrónica y la medicina.

El uso del PFOA en la industria se debe a su efectividad en crear superficies que rechazan el agua y el aceite, mejorando significativamente la durabilidad y funcionalidad de los productos. Por ejemplo, en la industria textil, el PFOA mejora la resistencia de los tejidos a manchas y humedad, extendiendo la vida útil de la ropa y facilitando su cuidado. En la industria de utensilios de cocina, el PFOA ha permitido el desarrollo de sartenes y ollas antiadherentes, revolucionando la forma de cocinar al reducir la necesidad de aceites y facilitar la limpieza.

En las últimas décadas, la comprensión del impacto del PFOA ha cambiado drásticamente debido a estudios que revelaron su persistencia en el medio ambiente y posibles efectos nocivos para la salud, incluyendo problemas de tiroides, efectos en el desarrollo fetal y potencial carcinogenicidad. Esto motivó a entidades como la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA) y otras organizaciones internacionales a imponer regulaciones más estrictas para limitar su producción y uso. Como resultado, se ha observado una tendencia global hacia la eliminación gradual del PFOA y la búsqueda de alternativas más seguras.

Qué relación guarda toda la problemática del PFOA y la película Aguas Oscuras?

La película «Aguas Oscuras» (Dark Waters), basada en una historia real, explora la lucha del abogado Robert Bilott contra DuPont, uno de los conglomerados químicos más grandes del mundo. La conexión con el PFOA radica en el descubrimiento y la denuncia de la contaminación por parte de DuPont con esta sustancia química en Parkersburg, Virginia Occidental. La película ilustra cómo Bilott, inicialmente un abogado corporativo de defensa, se embarca en una batalla legal extensa después de descubrir que DuPont había estado liberando PFOA, también conocido como C8, un componente de Teflon, en el medio ambiente, lo que resultó en una contaminación del agua potable que afectó a la salud de la comunidad local.

«Aguas Oscuras» muestra el impacto devastador del PFOA en la salud humana, incluidos varios casos de cáncer y otras enfermedades graves, y cómo DuPont ocultó evidencia de los efectos tóxicos del PFOA durante décadas. La película pone de manifiesto los desafíos que enfrentan los individuos y las comunidades al confrontar a corporaciones poderosas y la complejidad de litigar casos ambientales en los que se deben probar los efectos de contaminantes persistentes en la salud humana.

Este caso y su adaptación cinematográfica han contribuido significativamente a la concienciación pública sobre los peligros de los PFAS y han impulsado debates y acciones regulatorias en torno a la gestión, uso y eliminación de estas sustancias químicas en varios países.

¿Dónde encontramos PFOA?

El PFOA y otros PFAS se encuentran en numerosos aspectos de la vida cotidiana, incluyendo utensilios de cocina antiadherentes, tejidos repelentes al agua o manchas, piezas de cuero, materiales de construcción como espumas aislantes y pinturas, así como en el agua potable cerca de fuentes industriales. Además, estos compuestos pueden acumularse en alimentos, tanto vegetales como animales, a través del contacto con agua, aire y suelo contaminados. También están presentes en productos de limpieza, cosméticos, electrónica y electrodomésticos, lo que destaca la extensa exposición humana a estas sustancias en el entorno diario.

Impacto Ambiental del PFOA

El ácido perfluorooctanoico (PFOA), también conocido como C8, es un compuesto químico utilizado en la fabricación de una amplia variedad de productos industriales y de consumo, incluidos los recubrimientos antiadherentes para sartenes, ropa impermeable, alfombras resistentes a las manchas y envases de alimentos. Sin embargo, el PFOA ha suscitado preocupaciones significativas debido a su impacto ambiental y riesgos para la salud humana:

  1. Persistencia en el medio ambiente: El PFOA es extremadamente persistente en el medio ambiente. No se descompone fácilmente y puede permanecer en agua, aire y suelo durante largos períodos de tiempo.
  2. Bioacumulación: El PFOA tiene la capacidad de acumularse en los organismos vivos. Puede ser encontrado en la sangre de animales y humanos, donde se acumula y persiste durante mucho tiempo debido a su resistencia al metabolismo y excreción.
  3. Contaminación del agua: El PFOA ha sido detectado en numerosos sistemas de agua potable en todo el mundo, a menudo como resultado de la descarga de aguas residuales industriales o de la infiltración desde sitios de disposición de residuos que contienen PFOA. Esto representa un riesgo para la salud de las personas que dependen de estas fuentes de agua.
  4. Efectos en la fauna silvestre: La exposición al PFOA puede tener efectos adversos en la fauna silvestre, incluidos cambios en el desarrollo, la reproducción y la supervivencia. Los estudios han mostrado efectos nocivos en especies como peces, aves y mamíferos.
  5. Transporte a larga distancia: El PFOA puede transportarse a través de la atmósfera a largas distancias, lo que significa que puede contaminar áreas lejanas a sus puntos de liberación original, incluidos lugares remotos como el Ártico.
  6. Efectos sobre la salud humana: Aunque este aspecto se centra más en el impacto directo sobre las personas que en el medio ambiente, es importante mencionar que la exposición al PFOA se ha asociado con varios problemas de salud, como efectos en el desarrollo, el sistema inmunológico, el metabolismo y un aumento del riesgo de ciertos tipos de cáncer.

Debido a estos impactos, ha habido un esfuerzo internacional para reducir y eventualmente eliminar el uso de PFOA en la producción industrial y los productos de consumo. El PFOA está incluido en el Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, lo que obliga a los países participantes a tomar medidas para eliminar o reducir la liberación de esta sustancia al medio ambiente.

Estudios relacionados

Para obtener una comprensión más profunda del impacto ambiental y los efectos sobre la salud del PFOA, aquí tienes enlaces a estudios y revisiones recientes:

  1. EPA de EE. UU. ofrece una visión general sobre los riesgos para la salud humana y el medio ambiente de los PFAS, incluyendo el PFOA, destacando su presencia en diversos productos de consumo y su capacidad para contaminar el agua potable y otros medios. La agencia también subraya los esfuerzos de investigación en curso para comprender mejor los efectos de la exposición a los PFAS.
  2. Frontiers in Environmental Science publicó una revisión y meta-análisis crítico sobre los impactos de las sustancias per- y polifluoradas en el cerebro y el comportamiento, resaltando estudios en modelos animales que muestran efectos neurotóxicos y de comportamiento asociados con la exposición a PFAS.
  3. MDPI en su Journal of Environmental Research and Public Health, ofrece una visión general sobre la contaminación ambiental por PFAS y las respuestas antioxidantes, discutiendo cómo la contaminación del suelo agrícola y el agua potable con PFAS, incluyendo el PFOA, es una vía principal de exposición humana.
  4. Life Sciences Intelligence examina cómo los químicos PFAS, incluido el PFOA, afectan globalmente al medio ambiente y la salud humana, señalando su persistencia y toxicidad en estudios con animales de laboratorio y sistemas humanos in vitro.
  5. Environmental Sciences Europe ofrece un artículo sobre las principales preocupaciones y desarrollos regulatorios en Europa desde un punto de vista ambiental respecto al PFOA, destacando su persistencia ambiental, su capacidad para acumularse en la cadena alimentaria y su potencial tóxico y carcinogénico.

Efectos en la Salud del PFOA

La exposición al ácido perfluorooctanoico (PFOA) ha sido objeto de numerosas investigaciones debido a sus posibles efectos adversos en la salud humana. Estos estudios incluyen tanto investigaciones epidemiológicas, que examinan los patrones de salud en poblaciones humanas, como estudios experimentales, que a menudo se llevan a cabo en animales o en sistemas de prueba in vitro para entender los mecanismos subyacentes. A continuación, te presento un resumen de los principales hallazgos relacionados con los efectos del PFOA en la salud:

Efectos Reproductivos y del Desarrollo

  • Disminución de la Fertilidad: Algunas investigaciones han encontrado que la exposición al PFOA puede estar asociada con una disminución de la fertilidad tanto en hombres como en mujeres.
  • Efectos en el Desarrollo del Feto: Existe evidencia que sugiere que la exposición prenatal al PFOA podría estar relacionada con el bajo peso al nacer y otros efectos negativos en el desarrollo del feto.

Efectos sobre el Sistema Inmunitario

  • Disminución de la Respuesta Inmunitaria: Estudios han mostrado que la exposición al PFOA puede afectar el sistema inmunitario, incluyendo una reducción en la eficacia de las vacunas en niños.

Efectos Metabólicos

  • Aumento del Colesterol: Se ha observado que la exposición al PFOA está asociada con niveles elevados de colesterol en algunos estudios.
  • Obesidad y Diabetes Tipo 2: Investigaciones sugieren una posible relación entre la exposición al PFOA y un mayor riesgo de obesidad y diabetes tipo 2.

Efectos en el Hígado

  • Toxicidad Hepática: El PFOA ha demostrado tener efectos tóxicos en el hígado, incluyendo cambios en los niveles de enzimas hepáticas y hepatomegalia (aumento del tamaño del hígado) en estudios con animales.

Efectos sobre el Cáncer

  • Cáncer de Riñón y Testículos: La evidencia epidemiológica ha vinculado la exposición al PFOA con un mayor riesgo de algunos tipos de cáncer, especialmente cáncer de riñón y testículos.

Otros Efectos

  • Efectos sobre la Tiroides: Se ha reportado una asociación entre la exposición al PFOA y alteraciones en la función tiroidea.
  • Alteraciones Hormonales: El PFOA puede interferir con la actividad de las hormonas en el cuerpo, lo que podría tener una amplia gama de efectos sobre la salud.

Legislación y Regulación del PFOA

La legislación y regulación del ácido perfluorooctanoico (PFOA) varían significativamente entre diferentes países y regiones, reflejando la creciente preocupación global sobre los impactos ambientales y de salud asociados con esta sustancia química. Las respuestas han incluido la implementación de prohibiciones, regulaciones más estrictas y el desarrollo de recomendaciones para limitar la exposición. Además, ha habido un impulso hacia la búsqueda de alternativas más seguras en la industria. Aquí hay un resumen de cómo diferentes entidades han respondido al desafío del PFOA:

Convenio de Estocolmo

El PFOA, sus sales y compuestos relacionados han sido incluidos en el Anexo A del Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes en 2019. Esto requiere que las partes eliminen la producción y el uso de estas sustancias, con ciertas excepciones permitidas para usos específicos que están sujetos a revisión.

Unión Europea

La UE ha tomado medidas significativas contra el PFOA a través de su reglamento REACH (Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de Sustancias Químicas), estableciendo límites estrictos sobre la concentración permitida de PFOA en productos y en emisiones al medio ambiente. Además, ha promovido activamente la investigación y desarrollo de alternativas más seguras a los compuestos perfluorados.

Desde 2017, el uso de PFOA está oficialmente prohibido en la Unión Europea. Sin embargo, se estableció una moratoria hasta 2020, permitiendo su uso bajo ciertas condiciones en algunos productos hasta 2023, y en algunos casos, incluso más allá de esa fecha. Esta regulación cubre principalmente las sustancias PFAS que han sido objeto de investigación extensiva.

A pesar de estas restricciones, miles de sustancias derivadas de los PFAS principales continúan utilizándose en la UE mientras se investigan, debido a la política de no prohibirlas hasta que no exista una evidencia científica concluyente de su peligrosidad. La base de datos de la ECHA contiene información sobre más de 2000 PFAS individuales disponibles en el mercado de la UE, lo que subraya la amplitud y complejidad de esta familia de compuestos y el desafío regulatorio que representan.

Estados Unidos

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) ha implementado el Programa de Administración de Riesgos de PFOA, bajo el cual los principales fabricantes acordaron voluntariamente eliminar la producción y uso de PFOA y emprender la transición hacia alternativas más seguras. Aunque no existe una prohibición federal completa, la EPA ha propuesto regulaciones para limitar la exposición al PFOA en el agua potable y está evaluando más restricciones.

Canadá

Canadá ha adoptado un enfoque preventivo al regular el PFOA a través de su Plan de Acción de Contaminantes Orgánicos Persistentes, estableciendo pautas para la fabricación, uso, importación y exportación de PFOA y productos relacionados, y promoviendo alternativas más seguras.

Asia y otras regiones

En Asia, países como Japón y Corea del Sur han establecido regulaciones para reducir la emisión y uso de PFOA, implementando límites específicos y promoviendo la adopción de tecnologías alternativas. Otras regiones y países están en varias etapas de evaluación y regulación del PFOA, con algunos adoptando directrices basadas en las recomendaciones de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esfuerzos para encontrar alternativas

La industria ha respondido a la regulación y preocupación pública sobre el PFOA explorando y adoptando alternativas más seguras. Esto incluye el desarrollo de nuevos materiales y procesos de producción que no requieren el uso de PFOA o sus derivados. Estas alternativas están diseñadas para ofrecer las mismas propiedades útiles, como resistencia al calor y repelencia al agua, sin los riesgos asociados al PFOA.

¿Cómo Reducir la Exposición al PFOA?

Aquí te dejo algunos consejos prácticos para minimizar la exposición al PFOA:

  1. Evita Productos con Recubrimientos Antiadherentes: El PFOA se ha utilizado en la fabricación de utensilios de cocina antiadherentes. Considera usar alternativas como acero inoxidable, hierro fundido o utensilios de cocina revestidos de cerámica que no contienen PFOA.
  2. Revisa Etiquetas de Productos: Busca productos que especifiquen estar libres de PFOA, especialmente en categorías como textiles, alfombras, ropa impermeable y empaques de alimentos.
  3. Utiliza Filtros de Agua: Como el PFOA puede estar presente en el suministro de agua, considera instalar filtros de agua en tu hogar que estén certificados para reducir los niveles de PFOA.
  4. Limita el Consumo de Alimentos Empacados: Los empaques de alimentos, especialmente aquellos resistentes a la grasa como las bolsas de palomitas de microondas, pueden contener PFOA. Prefiere alimentos frescos o almacenados en envases de vidrio o acero inoxidable.
  5. Evita Ropas y Textiles Tratados: Algunas prendas de vestir, alfombras y muebles vienen tratados con PFOA para repeler agua y manchas. Opta por productos naturales o aquellos etiquetados como libres de PFOA.
  6. Mantente Informado sobre Productos: Dado que los fabricantes están en proceso de eliminar el PFOA, mantente informado sobre cuáles productos han sido reformulados y son seguros de usar.
  7. Participa en la Limpieza Comunitaria: Si vives cerca de un área conocida por la contaminación con PFOA, participa en esfuerzos de limpieza y aboga por medidas de remediación en tu comunidad.
  8. Cuidado con Productos de Cuidado Personal: Algunos productos de cuidado personal pueden contener PFOA. Lee las etiquetas y elige productos libres de este químico.
  9. Desecha Responsablemente Productos con PFOA: Si tienes productos que contienen PFOA, busca maneras responsables de desecharlos, siguiendo las recomendaciones locales para manejo de residuos peligrosos.

Cómo entran en nuestro cuerpo los compuestos perfluoroalquilados y polifluoroalquilados?

Pueden entrar en el cuerpo humano a través de múltiples vías, reflejando su omnipresencia en el medio ambiente y en productos de consumo.

  1. Agua Potable Contaminada: Una de las vías más comunes de exposición es a través del consumo de agua potable contaminada con PFAS. Estos químicos pueden filtrarse al suelo y a las aguas subterráneas desde sitios de fabricación, vertederos, o el uso de espumas contra incendios que contienen PFAS.
  2. Alimentos: Los PFAS pueden acumularse en alimentos, especialmente en peces y mariscos de aguas contaminadas. También pueden estar presentes en envases de alimentos, como papel y cartón anti-grasa, desde donde pueden migrar a los alimentos.
  3. Productos de Consumo: Muchos productos de consumo, como utensilios de cocina antiadherentes, textiles repelentes al agua, alfombras y muebles tratados para resistir manchas, y algunos productos de cuidado personal, pueden contener PFAS y contribuir a la exposición.
  4. Aire y Polvo Doméstico: La inhalación de aire y la ingestión de polvo contaminado con PFAS dentro de hogares y otros edificios pueden ser rutas significativas de exposición, especialmente para los niños que juegan en el suelo y se llevan las manos a la boca.
  5. Entornos de Trabajo: Las personas que trabajan en la fabricación de PFAS o en industrias que usan estos químicos pueden estar expuestas a niveles más altos a través del aire y el contacto directo con sustancias contaminadas.

¿Cuáles son los mejores sustitutos del PFOA?

La búsqueda de alternativas al PFOA y otros compuestos perfluorados (PFAS) ha llevado al desarrollo y evaluación de sustitutos menos nocivos para la salud humana y el medio ambiente. Sin embargo, es importante notar que algunas de estas alternativas emergentes, como los ácidos perfluoroalquil éter carboxílicos (PFECAs), también han sido detectados en el medio ambiente y pueden tener riesgos para la salud, lo que subraya la necesidad de más investigación para comprender completamente sus efectos【Fuente】.

La Unión Europea está liderando esfuerzos para restringir el uso de PFAS y promover la transición hacia alternativas libres de fluoruros. Se enfoca en aplicaciones consideradas esenciales para la salud, seguridad o funcionamiento de la sociedad, donde no existen alternativas adecuadas. Esto incluye, por ejemplo, ciertos usos en espumas contra incendios y dispositivos médicos (fuente). La Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. (EPA) también está revisando sustitutos para el PFOA, el PFOS y otras sustancias PFAS de cadena larga, enfocándose en asegurar que los nuevos químicos sean alternativas más seguras.

Entre las alternativas al PFOA y PFOS para aplicaciones específicas, se han identificado opciones para la impregnación de textiles, cuero y alfombras, así como para espumas contra incendios y agentes de impregnación de papel y cartón. Por ejemplo, se han utilizado compuestos basados en silicona y polímeros acrílicos como repelentes de agua y aceite para textiles y cuero, ofreciendo una opción menos dañina para el ambiente y la salud.

Para la impregnación de textiles y alfombras, se han señalado alternativas libres de PFOS, como los compuestos basados en silicona, que ofrecen propiedades repelentes al agua sin los riesgos asociados con los PFAS. Además, para aplicaciones como espumas contra incendios, se han desarrollado alternativas libres de fluoruros que proporcionan una eficacia adecuada para ejercicios de entrenamiento.

Es crucial que la regulación sirva de impulso para que el gobierno y la industria inicien programas de investigación para desarrollar alternativas adecuadas y no peligrosas para las aplicaciones restantes de PFAS y llenar los vacíos de datos existentes. Mientras se realizan esfuerzos para encontrar y validar estas alternativas, los consumidores pueden contribuir reduciendo el uso de productos que contienen PFAS y prefiriendo opciones etiquetadas como libres de PFAS cuando estén disponibles.

Conclusiones

Como has podido ver, el PFOA ha jugado un papel crucial en el avance de varias industrias gracias a sus propiedades únicas. Sin embargo, el compromiso con la salud pública y la protección del medio ambiente exige una transición hacia alternativas más seguras, un desafío que la ciencia y la tecnología actuales están preparadas para enfrentar.

La respuesta global al PFOA refleja un compromiso creciente para mitigar los riesgos ambientales y de salud asociados con esta sustancia, impulsando tanto una regulación más estricta como la innovación hacia alternativas más seguras.

Si crees que este post puede ayudar a alguien te invito a que lo compartas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.