¿Las vacunas están provocando cáncer?

Son muchos médicos ya los que han tenido que rendirse ante las evidencias aplastantes del daño ocasionado por estos líquidos experimentales. Por no hacer extremadamente extenso el texto citando a todos, hoy nos centraremos únicamente en el doctor Wafik El-Deiry, profesor de investigación de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, que recientemente mostró en la red social X su preocupación por lo casos de cáncer tras la administración de estos compuestos.

En su post presenta una entrevista con un oncólogo canadiense que sugiere un aumento en ciertos tipos de cáncer, incluyendo casos raros, entre jóvenes y personas en profesiones con vacunación obligatoria contra COVID-19.

Se mencionan posibles mecanismos, como nanopartículas liposomales y la modificación de ARNm, que podrían influir en la aparición de cáncer. También se habla de la persecución a médicos que cuestionan las vacunas y se aboga por más investigación sobre los efectos a largo plazo de las vacunas COVID, especialmente en relación con el aumento de cánceres. Se enfatiza la necesidad de discusión científica sin influencia política.

Aquí el texto traducido:

Vi esta entrevista que habla de la persecución a científicos y médicos que informan sobre cánceres o investigan mecanismos en el entorno de las vacunas COVID. Las preocupaciones giran en torno a los refuerzos repetidos que, en última instancia, debilitan el propio sistema inmunológico que están estimulando. La descripción de los turbocánceres se parece mucho a una hiperprogresión y suena terriblemente similar a p53 con la variedad de tumores entre los jóvenes.

¿Debería ignorarse esto o debería investigarse como parte de la relación riesgo:beneficio para diferentes grupos de edad que reciben la quinta y sexta dosis de refuerzo después de 3 años de la pandemia de COVID?

¿LA VACUNA COVID ESTÁ CAUSANDO TURBO CÁNCER?

Guillermo
@MakisMD
MD, un oncólogo canadiense, ofrece una entrevista de 30 minutos en la que describe que los oncólogos clínicos están detectando más cánceres entre las personas más jóvenes en determinadas profesiones con vacunas obligatorias. Cánceres de mama, colon, cerebro, pulmón, linfoma y leucemia.

También cánceres raros como el linfoma angioinmunoblástico o el carcinoma basiloide infiltrante. Médicos, profesores, etc. canadienses.

Menciona un aumento en las páginas Go Fund Me con personas más jóvenes con cáncer «que no habíamos visto antes». Habla de otros efectos secundarios como muerte súbita o ataques cardíacos o personas demasiado enfermas para trabajar.

Menciona los turbocánceres en mujeres embarazadas y niños pequeños de hasta 12 años. Dice que los turbocánceres, incluso entre los jóvenes, serán un efecto a largo plazo de la vacuna COVID y que están aumentando.

Dice que los cánceres son resistentes al tratamiento y que sería útil realizar más investigaciones sobre sus mecanismos. Se menciona un aumento de la mortalidad por todas las causas entre las personas de 18 a 24 años en todo el mundo. Se menciona que sólo entre el 5% y el 6% de los canadienses han recibido refuerzos en los últimos 6 meses.

Describe en detalle varios mecanismos posibles que podrían provocar cáncer en individuos susceptibles.
1- Dice que las nanopartículas liposomales o LNP se vuelven sistémicas en el cuerpo.
2- La modificación con pseudouridina de la vacuna de ARNm que estabiliza el ARN suprime la vigilancia inmune innata al amortiguar la actividad de los receptores tipo peaje.
3- Los fragmentos de ADN podrían integrarse alterando así los genes supresores de tumores.
4- El microbioma puede captar el ADN plasmídico y amplificarlo. 5- Las inyecciones repetidas provocan un cambio a IgG4, que se asocia con tolerancia y parece estar asociado con más gripe o infecciones repetidas por COVID.
“A más dosis, más daño al sistema inmunológico”
La entrevista incluye mención de
@P_J_Buckhaults

@Kevin_McKernan
Angus Dalgleish entre otros.
Médicos perseguidos por provocar dudas sobre las vacunas.

Es un día triste para la ciencia si los científicos no pueden plantear preguntas científicas y no reciben apoyo para investigarlas. No se trata de anti-vacunas. Se trata de riesgos entre ciertos grupos que pueden ser más susceptibles a eventos adversos además de información general.

¿Están infundiendo miedo o proporcionando discusión y comprensión sobre los mecanismos moleculares en la tradición de la ciencia y la medicina? Creo que se necesita más investigación sobre aquellos cuyos cánceres están creciendo más rápido o sobre el material de aquellos que mueren en asociación temporal con refuerzos de vacunas.

Estos pueden ser eventos poco comunes, pero es necesario hablar de ellos, comprenderlos y conocerlos mejor como riesgos potenciales. Esto debería hacerse en un entorno seguro como parte de la ciencia y la medicina sin política.

¿Quién es el doctor Wafik El-Deiry?

Wafik El-Deiry, MD, PhD, FACP, es un médico estadounidense y profesor de investigación de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, es decano asociado de Ciencias Oncológicas de la Facultad de Medicina Warren Alpert y director del Centro Oncológico Legorreta de la Universidad de Brown.

Anteriormente fue subdirector y líder de programa en Fox Chase Cancer Center, profesor de medicina Rose Dunlap y jefe de hematología/oncología, y director interino en Penn State Cancer Institute.

El Dr. El-Deiry se unió a la Universidad de Pensilvania como Profesor Asistente de Medicina y Genética en 1994, fue ascendido a Profesor Asociado titular en 1999 y Profesor de Medicina, Farmacología y Genética titularidad en 2005.

Fue investigador del Howard Hughes Medical Instituto de 1995-2004. Se desempeñó como codirector del Programa de Radiobiología e Imágenes en el Abramson Cancer Center y director asociado de capacitación de médicos y científicos en Hem/Onc en U. Penn. Obtuvo títulos de MD y PhD en la Universidad de Miami y completó una residencia en medicina y una beca de oncología en Johns Hopkins.

El Dr. El-Deiry descubrió p21(WAF1) como gen diana de p53, inhibidor del ciclo celular y supresor de tumores que explicaba la respuesta al estrés de las células de los mamíferos. Este ha sido el trabajo original más citado publicado en Cell. Descubrió el receptor TRAIL DR5 como objetivo de p53 y ONC201/TIC10 como vía TRAIL, inductor integrado de la respuesta al estrés y terapéutico contra el cáncer con eficacia en el glioma difuso de la línea media y otros tumores.

  • El Dr. El-Deiry tiene más de 500 publicaciones y ha editado 6 libros.
  • Ha formado parte de consejos editoriales, incluido el de editor asociado del Journal of Clinical Investigation de 2007 a 2010 y editor en jefe de Cancer Biology & Therapy de 2001 a 2019.
  • Participa activamente como revisor de subvenciones del NCI y ha formado parte del Consejo de la ACS.
  • Da numerosas conferencias y es un investigador muy citado (índice H 127 en octubre de 2023 con > 100.000 citas en Google Scholar).
  • Fue nombrado uno de los mejores oncólogos de Estados Unidos por el Consumer Res Council of America en 2008 y 2009.
  • Es miembro de Faculty of 1000 (Faculty Opinions), Interurban Clinical Club (Presidente, 2013-2014), American Society of Clinical Investigation (ASCI). ) y Asociación de Médicos Estadounidenses (AAP).
  • Organizó reuniones internacionales y ganó el Premio Internacional de Ciencias Aplicadas de Kuwait en 2010.
  • Fundó Oncoceutics en 2004 (adquirida por Chimerix en 2021), p53-Therapeutics y SMURF-Therapeutics.
  • Se convirtió en miembro de la Sociedad de Académicos de la Universidad Johns Hopkins en 2014.
  • Recibió el premio al inventor del año de la Universidad de Brown en 2022 y 2023. Es un médico científico en ejercicio especializado en el tratamiento del cáncer colorrectal.
Califica nuestro artículo
[Total: 4 Average: 5]
Si crees que este post puede ayudar a alguien te invito a que lo compartas

2 comentarios

  1. Estaría bien que el artículo mencionado aportase evidencias científicas, ya que solo lanza conjeturas y no aporta datos concretos.

    1. Hola Juan..

      Evidencias hay muchas. Tantas que no caben aquí. Comparto sola alguna:

      «La Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) se vio obligada por orden judicial a publicar todos los documentos confidenciales que Pfizer les envió con respecto a la aprobación de uso de emergencia de la inyección Pfizer Covid-19. La última ronda de documentos se publicó el 1 de marzo de 22 y uno de los documentos confirma que la inyección de Pfizer Covid-19 se acumula en los ovarios con el tiempo.»

      Publicaron Documentos Confidenciales de Pfizer que revelan que la Vacuna contra el Covid-19 se acumula en los Ovarios; y ahora los datos oficiales del Reino Unido muestran que los casos de cáncer de ovario están en su punto más alto

      Los datos sobre la cantidad de personas que padecen cáncer de ovario muestran que la tendencia conocida en 2021 fue significativamente más alta que en 2020 y que el promedio de 2017-2019.

      https://phmpt.org/wp-content/uploads/2022/03/125742_S1_M4_4223_185350.pdf

      Adjunto documentos confidenciales de Pfizer (PDF) con los efectos adversos que se ocultaron. Las últimas páginas.

      https://phmpt.org/wp-content/uploads/2022/04/reissue_5.3.6-postmarketing-experience.pdf

      ——

      Un informe de Harvard dice lo siguiente (y lo tiene en el enlace):

      Los efectos adversos de los medicamentos y las vacunas son comunes, pero no se notifican lo suficiente. Aunque el 25% de los pacientes ambulatorios experimentan un evento adverso al medicamento, menos del 0,3% de todos los eventos adversos al medicamento.
      Y entre el 1% y el 13% de los eventos graves se informan a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).
      Asimismo, se informan menos del 1% de los eventos adversos de las vacunas. Las bajas tasas de presentación de informes impiden o retardar la identificación de medicamentos y vacunas “problemáticas” que ponen en peligro la salud pública.

      https://thecovidblog.com/wp-content/uploads/2021/04/Harvard-Lazarus-VAERS.pdf#page=6

      Harvard Pilgrim Health Care found in 2010 that less than 1% of all vaccine adverse reactions are reported to VAERS. Thus VAERS numbers must be multiplied by 100 to get a good idea of the real situation. That means at least 588,000 Americans have died after experimental COVID-19 shots. But there is another highly disturbing pattern in VAERS that does not get the same amount of press as deaths.

      ——

      Alguien vio la comparecencia de Joan Ramon Laporte en el congreso?

      Si no, está publicada la transcripción de la misma. Pego aquí algún breve extracto:

      Pero primero, su curriculum:

      En primer lugar, me presentaré. Inicié la FV en España y el SEFV en los años ochenta, fui director del centro coordinador del SEFV y miembro de la CNFV hasta la creación de la AEMPS en 1999, y desde esta fecha hasta la actualidad he sido experto externo de esta institución (durante un tiempo miembro de su consejo asesor). Fui presidente del Comité de Medicamentos Esenciales de la OMS en 2004. He publicado más de 250 trabajos originales de investigación en farmacología clínica, farmacovigilancia y farmacoepidemiología, y dirigí el Centro Colaborador de la OMS en FE hasta 2017. En la actualidad soy también experto externo de la EMA, en materia de farmacovigilancia y formo parte del Comité Científico del GIS EPI-PHARE de la Agencia Francesa del Medicamento y la Alta Autoridad de Salud de Francia.
      No tengo conflictos de intereses relacionados con la industria farmacéutica o de productos sanitarios.

      O consistente en ocultar determinados resultados en el artículo publicado. Por ejemplo, en los EC con la vacuna Pfizer se registraron 14 muertes en el grupo placebo, y 15 en el grupo vacunado. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2110345 En el de Moderna se registró el mismo número de muertes (14) en cada grupo. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2113017 (No Señorías, los EC no han demostrado que las vacunas salven vidas). El número de fallecimientos registrados en cada grupo no fue ni tan solo mencionado en sendos artículos publicados en el NEJM, y solo se podía encontrar después de revisar decenas de páginas del material suplementario (https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2110345#article_supplementary_material para el ensayo de Pfizer BNT, https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2113017#article_supplementary_material para el ensayo de Moderna).

      En los últimos meses se han publicado numerosos estudios que confirman las previsiones que hice al inicio de la pandemia. En particular, un estudio sobre la totalidad de la población de Escocia, en el que se compararon algo más de 4.000 casos de Covid-19 grave (ingreso en UCI o muerte) con 36.738 de Covid-19 leve, concluyó que un 38% de los casos graves (ingreso en UCI) o mortales de Covid-19 hasta junio de 2020 serían atribuibles a la exposición a estos fármacos. https://bmcmedicine.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12916-021-01907-8
      Lo más preocupante de esta cuestión es que numerosos estudios han mostrado de manera repetida que como mínimo un 40% de las personas expuestas a estos fármacos, los reciben sin justificación clínica alguna. Para algunos medicamentos, el consumo injustificado puede ser del orden de 80%.

      Enfermar o morir per haber tomado un fármaco innecesario es una cruel ironía.
      Los EC de medicamentos y vacunas son diseñados, realizados e interpretados por la compañía promotora. El control de calidad de los datos recogidos también corre a cuenta del promotor, y el control de la gestión de datos por las administraciones públicas se basa en inspecciones, que son ocasionales. Recientemente el BMJ describió irregularidades en el ensayo de Pfizer, conocidas como PfizerGate. https://www.bmj.com/content/375/bmj.n2635 El fraude es habitual, a menudo en la catalogación y archivo de los acontecimientos adversos. También se comete fraude en los EC sobre vacunas.
      Estoy autorizado a contarles un ejemplo. El equipo RxISK, se autodescribe como un grupo “de expertos médicos de alto nivel de reputación internacional en la detección precoz de efectos adversos de medicamentos y en la mitigación de sus riesgos, farmacovigilancia y atención de pacientes”. Fue constituido en 2012 y dirigido por el Profesor David Healy, de la Universidad McMaster de Canadá. En colaboración con RxISK, decía, hemos entrevistado y revisado hasta ahora la historia clínica de tres participantes en ensayos clínicos (uno en Pfizer adultos, uno en Pfizer pediatría y uno en el de adultos de AZ), que han padecido efectos adversos graves e incapacitantes, y que han sido literalmente “desaparecidos”, de los informes de estos ensayos. Puedo decir que no es cierto que no se registraran acontecimientos adversos graves en los EC; por el contrario, comenzamos a tener constancia de que algunos problemas fueron escondidos debajo de la alfombra. Estos casos se harán públicos dentro de unas semanas en la web de RxISK. https://rxisk.org/

      No pongo más, que será muy largo. Fue una comparecencia de una hora aprox.

      ———

      Estudio revisado por pares confirma que las inyecciones K0 B1T se integran en el ADN humano.

      https://www.europeanreview.org/article/34685

      ——
      Estudio

      Adverse effects of COVID-19 vaccines and measures to prevent them

      https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35659687/

      ———

      En un nuevo artículo de investigación publicado en Microbiology & Infectious Diseases, el veterano inmunólogo J. Bart Classen expresa preocupaciones similares y escribe que “ las vacunas COVID basadas en ARN tienen el potencial de causar más enfermedades que la epidemia de COVID-19”.

      https://scivisionpub.com/pdfs/covid19-rna-based-vaccines-and-the-risk-of-prion-disease-1503.pdf

      ———

      Estudio

      Serious adverse events of special interest following mRNA COVID-19 vaccination in randomized trials in adults

      https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/36055877/

      ———

      Estudio

      Ocular Surface Erosion after Suspected Exposure to Evaporated COVID-19 Vaccin

      https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35082653/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.